Acerca de Sam Liccardo

sam liccardo for congress

Sam Liccardo se postula al Congreso para hacer que Washington se centre en los principales problemas, como la falta de vivienda, la delincuencia y el abrumador costo de la vida. Ante un Congreso que ha sido calificado como el menos productivo en décadas, Liccardo propone “poner manos a la obra” en los problemas que más importan a la Península, Silicon Valley y la Costa.

Como alcalde de San José, la ciudad más grande del Área de la Bahía, una de las iniciativas innovadoras de Liccardo para hacer frente al problema de las personas sin hogar fue la conversión de moteles en viviendas en 2016, cuatro años antes de que California adoptara esta medida como modelo en todo el estado. Dirigió el desarrollo de comunidades de viviendas prefabricadas de construcción rápida que se construyeron en un tiempo y con un presupuesto muy inferiores a los de los apartamentos tradicionales, lo que ayudó a miles de personas a salir de las calles. Liccardo también puso en marcha un exitoso programa que contrata a residentes sin hogar para limpiar la ciudad a cambio de una vivienda y una remuneración (“San José Bridge”). Aunque San José luchó durante mucho tiempo contra el aumento de la falta de vivienda, se convirtió en una de las pocas ciudades de California en reducir el número de personas sin hogar en las calles en 2022, el último año de Liccardo en el cargo.

Cuando Liccardo llegó al cargo en 2015, el departamento de policía de San José había perdido a cientos de agentes. Liccardo, que había sido fiscal penal anteriormente, ayudó a reconstruir el departamento mediante la aprobación de dos medidas electorales con las que se incorporaron más de 200 agentes en cuatro años, y mediante la ampliación de un programa para que personal no armado respondiera a las llamadas de servicio rutinarias. Cuando dejó el cargo, San José tenía la tasa de homicidios más baja de las grandes ciudades de Estados Unidos.

Liccardo dirigió una iniciativa regional para aumentar el salario mínimo, con lo que el salario de San José ($17.55 por hora) se convirtió en uno de los más altos del país. Para proteger a los consumidores, se ha enfrentado a las fuertes subidas de las tarifas de PG&E y ha luchado contra el despilfarro del distrito local de suministro de agua. Ha hecho hincapié en las inversiones para que la próxima generación de San José esté preparada para los empleos del futuro mediante la ayuda a más de 5,000 adolescentes del este de San José en la obtención de su primer empleo (“San José Works”), la ampliación del aprendizaje extraescolar y de verano para los niños que viven en los vecindarios más desfavorecidos de San José (“San José Learns”), la contratación de cientos de jóvenes adultos de bajos ingresos para responder a los efectos de la pandemia y el cambio climático (“Resilience Corps”), y la impartición de clases de programación a miles de jóvenes a través de las bibliotecas (“Coding 5K”).

En sus dos mandatos, San José registró la mayor expansión del crecimiento tecnológico de su historia, con campus nuevos o ampliados de empleadores líderes, como Google, Adobe, Amazon, Apple, Aruba, Broadcom, Microsoft, Nio, Verizon, Western Digital, Micron, Okta, Roku, Splunk, Supermicro y Zoom. Impulsó soluciones para reducir los obstáculos que impiden el crecimiento del empleo y el desarrollo de viviendas orientadas al transporte público, como la reducción de las tasas y las restricciones urbanísticas. Asimismo, Liccardo se centró en aprovechar la tecnología para ampliar las oportunidades para los residentes por mucho tiempo excluidos del crecimiento del Valle mediante la ampliación de la banda ancha gratuita a 250,000 residentes del este de San José (“San José Access”) y el lanzamiento de una innovadora plataforma digital de microbecas para 1,700 estudiantes de primera generación (“San José Aspires”).

Con Liccardo, San José resolvió déficits crónicos, redujo la deuda de la ciudad y mejoró su calificación crediticia, en concreto mediante una medida electoral de 2016 que permite que los contribuyentes ahorren $3,000 millones a lo largo de tres décadas. Se enfrentó al lobby de las armas y elaboró el requerimiento, primero en el país, por el que los propietarios de armas deben pagar tasas anuales para financiar programas de prevención de la violencia y contratar un seguro de responsabilidad civil. Puso en marcha San José Clean Energy para el millón de habitantes de la ciudad, que ahora obtienen el 95% de su electricidad de fuentes renovables y libres de gases de efecto invernadero. Liccardo también estuvo al frente de una serie de exitosas medidas electorales para preservar espacios abiertos y laderas, reconstruir las calles de la ciudad y otras infraestructuras, y proporcionar cientos de millones en financiación para viviendas accesibles a trabajadores imprescindibles, como maestros, enfermeras, bomberos y agentes de policía. Liccardo led efforts to expand BART and was part of the regional coalition that supported the successful efforts to electrify Caltrain.

Liccardo dirigió durante dos años la coalición de Alcaldes de las Grandes Ciudades de California, y estuvo a la cabeza de las iniciativas de las ciudades para conseguir una financiación estatal sin precedentes que permitiera una respuesta más rápida a la pandemia y a la falta de vivienda. Incluso como concejal representante del distrito del centro de San José, Liccardo asumió funciones directivas a escala regional y se desempeñó como presidente de la Asociación de Ciudades del Condado de Santa Clara, como presidente de la Autoridad de Transporte del Valle (en dos ocasiones), y en la junta directiva tanto de la Asociación de Gobiernos del Área de la Bahía como de la Comisión Metropolitana de Transporte.

En el año transcurrido desde que terminó sus dos mandatos al servicio del millón de habitantes de San José como alcalde, Liccardo ha impartido varias clases en la Universidad de Stanford centradas en soluciones urbanas para la falta de vivienda, la delincuencia violenta y el cambio climático. También trabajó con un grupo diverso de partes interesadas para lanzar y presidir la coalición “FAIR California”, que lucha contra las subidas de tarifas de PG&E e impulsa una mayor responsabilidad en el gasto del dinero de los contribuyentes.

Antes de ocupar cargos políticos, Liccardo fue fiscal de delitos graves de agresión sexual y explotación infantil en la Fiscalía del Condado de Santa Clara, así como fiscal federal en el distrito sur de California. Es licenciado por la Facultad de Derecho de Harvard, la Escuela de Gobierno John F. Kennedy de Harvard y la Universidad de Georgetown. Ha publicado artículos en el New York Times, Los Angeles Times, Wall Street Journal, Washington Post y otras publicaciones nacionales. Vive en San José con su esposa, Jessica García-Kohl.

Únase a nosotros

Nombre(Required)

Let's Get it Done

Read Sam's Plan to Get Congress Working Smarter on Homelessness, Crime & the Cost of Living